Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

lunes, 19 de octubre de 2015

PENSAMIENTO SIMIENTE. Omraam Mikhaël Aïvanhov

La Muestra interior que permite elegir bien 
Esforzaos en poner a punto una especie de muestra interior gracias a la cual podréis evaluar con certeza todo lo que se os presente: las condiciones, los objetos, los seres... Entonces podréis sentir si, comprometiéndoos con tal persona, aceptando tal proposición, lanzándoos a tal empresa, os acercaréis o bien os alejaréis de vuestro ideal espiritual. A eso podemos simplemente llamarlo discernimiento. Esta facultad de discernimiento pertenece más al dominio de la sensación que al de la comprensión. Se trata de algo muy difícil de explicar y que podemos también llamar intuición. Desarrollaréis esta facultad a través de la observación, la reflexión, la meditación, la oración, y sobre todo la vigilancia: después de cada experiencia, es importante que os analicéis para saber dónde estáis. Aplicándoos poniendo a punto esta facultad, esta muestra... o este radar, os volveréis cada vez más capaces de tomar buenas decisiones, de elegir bien.