Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

martes, 9 de junio de 2015

REGLAS DE ORO PARA LA VIDA COTIDIANA. Omraam Mikhael Aivanhov. CONSAGRAD LA VIDA A UN FIN SUBLIME

Consagrad la vida a un fin sublime 
Es muy importante que sepáis con qué fin trabajáis y para quién, pues según sea el caso, vuestras energías tomarán tal o cual dirección. Si consagráis vuestra vida a un fin sublime se enriquecerá, aumentará en fuerza y en intensidad. Es exactamente como si hicierais fructificar un capital. Colocáis este capital en un banco celestial, y entonces en lugar de malgastarse, despilfarrarse, aumenta y os enri quecéis. y como sois más ricos, tenéis la posibilidad de instruiros y de trabajar mejor. El que se entrega a los placeres, a las emociones, a las pasiones, dilapida su capital, su vida, porque todo lo que obtiene así debe pagarlo, y acaba pagándolo con su vida. Mientras que colocando vuestro capital en un banco de los de arriba, trabajáis más, os fortalecéis más porque continuamente nuevos elementos más puros, más luminosos, se van introduciendo en vosotros, reemplazando a los que habéis perdido.