Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

lunes, 9 de febrero de 2015

REVITALIZAR UNA RELACIÓN. MEDITACIÓN.

Si tenemos una problema con un amigo, la pareja, un hijo, compañero o vecino, intentaremos establecer contacto con ellos en los planos interiores antes de discutir el tema con ellos personalmente.
Nos relajaremos profundamente y nos imaginaremos que nos hallamos en la frondosa orilla de un río. Utilizaremos todos los sentidos para trasladarnos allí. Empezaremos a tomar el aliento de una luz blanca (o el color que nos parezca mas adecuado) hasta que comprobemos que irradiamos luz. Nos estamos convirtiendo en nuestro yo superior. Ahora somos capaces de ver el problema desde una perspectiva superior, conocedores de que lo hemos creado por una razón concreta.
Imaginaremos seguidamente que la otra persona avanza hacia nosotros lentamente. Con cada paso se va haciendo más y más luminosa. Hablaremos ahora a partir de nuestro yo superior al yo superior de la otra persona. Le hablaremos con el corazón. Le hablaremos con el amor. Escucharemos amorosamente su respuesta. Comprendemos la lección que encierra para nosotros solucionar la ruptura entre las dos personas. Seguidamente volveremos sin prisa a la habitación. (Cuando discutamos con posterioridad el problema cara a cara, quedaremos sorprendidos del impacto de esta meditación)