Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

miércoles, 25 de febrero de 2015

“MEDITACIONES PARA MUJERES QUE AMAN DEMASIADO”

FEBRERO 25
El acto sexual, cuando es muy gratificante desde el punto de vista físico, tiene la capacidad de crear vínculos profundamente sentidos entre dos personas. Para las mujeres que amamos demasiado, en particular la intensidad de la lucha con un hombre puede contribuir a la intensidad de nuestra experiencia sexual compartida con él y, por lo tanto, a la del vínculo que nos une a él. Y lo contrario también es verdad cuando tenemos una relación con un hombre que no es demasiado estimulante, el aspecto sexual puede carecer de fuego y pasión.


Debido a que no nos sentimos constantemente excitadas por él, ni el sexo es utilizado para probar nada, una relación más fácil de llevar y más relajada puede parecernos poco atrayente. Comparada con el estilo tempestuoso de relación que hemos conocido, esta clase de experiencia más tranquila puede reforzar nuestra creencia de que las tensiones, las luchas, el dolor del alma y el drama realmente equivalen al “verdadero” amor.