Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

jueves, 19 de diciembre de 2013

CODEPENDENCIA.... DOROTHY MAY. LA PÉRDIDA DEL ALMA.

La codependencia constituye un fracaso social a gran escala en la tarea de enseñar a los niños el desarrollo de si mismos y la autorrealización personal que ello conlleva, con el fin que dirijan sus vidas con sentido.
Las personas que desarrollan un poder interior tienen la capacidad de aventurar cambios y de influir en sus propias vidas, asi como en la vida de los demás. Al quitarles a los niños el poder que le es propio, se le roba una fuerza vital esencial. Le robamos, en consecuencia, el mundo de su alma.
Si nos quedamos sin alma, perdemos nuestro poder y nos transformamos en muertos vivientes. El poder es una fuerza dinámica y vivificante dentro de nosotros, responsable de nuestra vitalidad. El poder suministra la energía que impulsa a nuestra alma en el mundo. El poder del alma se transforma en un poder personal cuando genera energía al servicio de la vitalidad. El mal uso y abuso del poder en las familias y en los individuos conduce a la desautorrealizacion personal.

¿Cuales son algunos de estos síntomas-sentimientos de la perdida del alma?
- Un agujero negro que me sigue a todas partes y reaparece una y otra vez.
. Sean cuales fueren mis logros, me siento vació.
- Haga lo que haga, me siento obsesionado, intranquilo, incompleto.
- No me siento yo mismo.
- No se quien soy.
- No puedo conectarme con otras personas.
- Me pego excesivamente a otras personas.
- Pienso que soy malo, defectuoso y estoy lleno de vergüenza y culpa.
- Tengo poca energía y me siento apático, aburrido y embotado.
- Estoy asustado, enfadado o como anestesiado la mayor parte del tiempo.
- Estoy desalentado y descorazonado.

Resulta saludable para la recuperación, identificar cuantos de estos síntomas reconoces en ti, así podrás trabajar mejor tu proceso de curación.