Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

domingo, 8 de diciembre de 2013

CARACTERISTICAS DEL CODEPENDIENTE CONTROLADOR. Dorothy May.

“Toda mi atención mental esta centrada en darme gusto y evadirme (con sustancias químicas, el trabajo, la televisión, etc)”.
“Toda mi atención mental esta centrada en controlarte. Si no te controlo, entonces creo que te perderé”.
“Toda mi atención mental esta centrada en manipularte, en forzarte a hacer las cosas a mi manera, habitualmente valiéndome de mi humor, de la lógica o del dinero”.
“Mi autoestima se ve reforzada por el hecho de solucionarte tus problemas. Si no me pides mi opinión, entonces me siento excluido”.
“Quiero emplear todo mi tiempo contigo y quiero que tu hagas lo mismo. Sin embargo, insistiré en que no te necesito”.
“No soy consciente de como te sientes. No soy consciente de como me siento”.
“No soy consciente de que es lo que quieres. No soy consciente de que es lo que quiero”.
“Mis ilusiones respecto de mi futuro están estrechamente ligadas a ti”.
“Mi miedo al rechazo determina lo que digo o lo que hago. Pero lo oculto bajo la rabia, la fanfarronería, la soberbia o la actitud dominante”.
“Utilizo el hecho de enfadarme como un medio de controlar a los demás y de mantenerte a distancia”.
“Utilizo el dar (habitualmente cosas materiales) como una forma de sentirme seguro y de controlarte. Si te controlo, entonces no me dejaras”.
“Mi círculo social disminuye a medida que me implico cada vez más en mis válvulas de escape (sustancias químicas, trabajo, televisión, etc.)”.
“Me siento vulnerable cuando te me acercas demasiado. Pero no te vayas”.
“Valoro mis propias opiniones y mi forma de hacer las cosas mas que las tuyas”.
“Tengo pocas aficiones e intereses al margen de mis válvulas de escape”.
“Mis deseos dictan tu conducta, dado que siento que eres un reflejo de mi mismo”.
“Doy por supuesto que sé lo que quieres y lo que te conviene. Sé lo que es mejor para ti”
“Doy por supuesto que los demás piensan y sienten lo mismo que yo y no puedo comprender ni aceptar las diferencias”.
“Soy demasiado orgulloso como para pedirte ayuda. No estoy dispuesto a depender nunca de ti. Nunca te diré que te necesito”.
“Tuve una niñez muy difícil y logre sobrevivir. En un mundo duro, la gente tiene que ser dura. Si eres blando, lo tomaré como un signo de debilidad”.

“Si me comentas algo sobre que es lo que te pasa emocionalmente, lo tomaré como un reproche hacia mi. Mantén la boca cerrada”.