Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

lunes, 14 de marzo de 2011

PENSAMIENTOS PUROS.

PENSAMIENTOS PUROS
Cuando meditamos, llevamos la atención hacia el interior y observamos nuestros pensamientos. Los pensamientos son el lenguaje no verbal del alma. Son los componentes de un lenguaje muy poderoso que participa de nuestro sentido de la realidad. Los pensamientos traen el pasado al presente y lo llevan hacia el futuro. Son cíclicos en movimiento.
Los pensamientos crean vibraciones. Los pensamientos fluyen entre las personas resultando en un movimiento colectivo de valores, significados e intenciones. Cuando los pensamientos son puros y positivos, elevan nuestras relaciones y el potencial para que trabajemos juntos y beneficiemos a todo lo que tocamos.
Para crear pensamientos puros necesitamos refinar nuestras habilidades internas, nuestra mente e intelecto, de una manera muy amable, paciente y cuidadosa. No es suficiente sólo aceptar la paz y el amor como virtudes del alma. Necesitamos integrar estas virtudes en nuestra consciencia. Esto cambiará entonces de forma natural nuestra actitud, visión y acciones.
Cada uno de nosotros necesita preguntar: “¿Estoy conectando mi pensamiento y razonamiento en la dirección que quiero para mi vida? ¿Recuerdo que cuando el razonamiento es verdadero y los pensamientos son puros, todo será beneficioso?”
Para estar despiertos espiritualmente no podemos sentarnos de forma pasiva y esperar que las cosas se pondrán bien. Necesitamos revisar que estemos usando nuestras habilidades internas de pensamiento y razonamiento para hacer que las cosas se pongan bien.
Así que cuando decimos “pensamientos puros”, realmente estamos hablando del poder espiritual. Un pensamiento puro tiene poder transformador. ¿Por qué queremos agua mineral pura embotellada? ¿Y alimentos frescos y orgánicos? Porque queremos desintoxicar el cuerpo y nutrirlo con comida pura. Es lo mismo para la mente y el intelecto.
Cuando pongo atención, cuando me doy cuenta de lo que sucede en mi interior, cuando discierno mi conversación interna, entonces soy capaz de reconocer la diferencia entre pensamientos tóxicos y pensamientos puros. Y a medida que esta consciencia se hace más clara, me voy llenando de poder espiritual.
www.bkwsu.org/spain