Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

martes, 8 de febrero de 2011

LOS 4 ACUERDOS. ORACIÓN DE AMOR

»Pero el fuego continuó ardiendo y sentí la necesidad de compartir mi amor. Decidí poner un poco de él
en cada árbol, y los árboles me amaron y me hice uno con ellos, pero mí amor no se detuvo, creció todavía
más. Puse un poco de él en cada flor, en la hierba y en la Tierra, y ellas me amaron y nos hicimos uno. Y mi
amor continuó creciendo más y más para amar a todos los anímales del mundo. Ellos respondieron a él, me
amaron y nos hicimos uno. Pero mi amor continuó creciendo más y más.
»Puse un poco de mi amor en cada cristal, en cada piedra, en el polvo y en los metales, y me amaron y
me hice uno con la Tierra. Y entonces decidí poner mi amor en el agua, en los océanos, en los ríos, en la
lluvia y en la nieve, y me amaron y nos hicimos uno. Y mi amor siguió creciendo todavía más y más. Y decidí
entregar mi amor al aire, al viento. Sentí una fuerte comunión con la Tierra, con el viento, con los océanos,
con la naturaleza, y mi amor creció más y más.
»Volví la cabeza al Cielo, al sol y a las estrellas y puse un poco de mi amor en cada estrella, en la luna y
en el sol, y me amaron. Y me hice uno con la luna, el sol y las estrellas, y mi amor continuó creciendo más y
más. Y puse un poco de mi amor en cada ser humano y me volví uno con toda la humanidad. Dondequiera
que voy, con quienquiera que me encuentre, me veo en sus ojos, porque soy parte de todo, porque amo».