Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

jueves, 2 de diciembre de 2010

HE BUSCADO EN LA NOCHE LOS RECUERDOS QUE TENÍA

"He buscado en la noche los recuerdos que tenía". Así empezaba la canción que un amor de adolescencia NO escribió para mi. Cuando él apareció en mi vida estaba justo en proceso de busqueda del recuerdo de otra chica que le rechazó. La canción seguía. "He tratado de olvidarla aunque sé que no podía" ¡Jejej! No es que sea muy original, yo apenas había cumplido los 13 años y el los 18.
¿Qué porque escribo esto? Las noches de insomnio tienen sus sorpresas. De repente, buscando respuestas hago presente aquella época. Mis hormonas estaban en plena ebullición. De este chico recibí mi primer beso. Con lo que yo le quería aquello no resultó nada romántico. Sentí esa lengua humeda y gorda llegar hasta mi campanilla y unas inmediatas ganas de vomitar. ¡Uff! que mal ratito pasé. Aquello no era lo que me habían contado del amor. Cuando no estaba con él ansiaba su presencia y cuando estaba con él sentía que no me gustaba. No obstante y por caprichos del destino mantuvimos una relación larga entre te cojo y te dejo, ahora si ahora no. Seguramente por mi baja autoestima, yo entraba en una especie de velada competencia con las chicas con las que él salía cuando no estaba conmigo. Y él idem de idem cuando yo tenía alguna otra relación. Me sentí avergonzada cuando me obligó a elegir entre el chico con el que yo andaba ( alto, guapo, moreno...) y él (bajito, peludo y alcohólico entre otras lindeces) ¿Que creeis que ocurrio? Le elegí a él para desespero y bochorno de mi guapo pretendiente, y mío propio. Duramos poco, después de una discusión bastante violenta nuestros caminos se separaron.
Y ha venido a mi cabeza en mitad de una noche en la que otro él, al que apenas conozco, se ha instalado en mi. Otro él que busca recuerdos, otro él que trata de olvidar, otro él que se ha colado con la música, otro él que NO escribe canciones para mí.
Mari.