Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

lunes, 9 de agosto de 2010

COSAS MIAS. VELA VERDE

Hace días que no escribo. Apenas tengo ganas de hacer nada. La compra indispensable, la comida. Se me amontonan los cacharros para fregar y se me pegan los pies al suelo. Imagino que por obra del aire acondicionado y algún que otro helado, además del agua de la nevera, me veo navegando en un mar de toses, mocos, flemas que suben a la superficie desde mi estómago, molestias en el vientre, diarreas. Fui al medico sí, me mando a urgencias con un posible diagnostico de apendicitis que resulto no ser, ¡Gracias a Dios! y la recomendación de tomar Aquarius.
En fin que estoy como desubicada, como si un terremoto me estuviera destruyendo, como si se fueran cayendo pedazos de mi que aun no estoy en condiciones de recojer.
Hace un mes que estoy en esta situación de caos físico y parece que solo puedo esperar que mis células debilitadas, venzan al poderoso ejercito de virus o bacterias que me han invadido.
Nada constructivo nace de mi y empleo mi tiempo en disparar a las burbujas del Bubble Island, hasta el zorrillo que llena el cañón se ha hecho amigo mio. ¡Que horror!
Todo pasa, esto también pasará.
Me pongo un velón verde para que pase lo antes posible.