Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...

jueves, 4 de diciembre de 2008

BAMBÚ HUECO

En uno de los incontables libros de Osho, encontré, hace ya unos años, esta meditación.
Tilopa dijo: Como un bambú hueco, descansa en tranquilidad con tu cuerpo.

Este es uno de los metodos especiales de Tilopa. Cada maestro tiene su propio metodo especial, por medio del cual se realizó, y por medio del cual le gustaria ayudar a los otros. Esta es la especialidad de Tilopa: "Como un bambú hueco, decansa en tranquilidad con tu cuerpo".
Un bambú, adentro, completamente hueco. Cuando descansas, sencillamente piensas que eres como un bambú, adentro, completamente hueco y vacio. Y de hecho este es el caso: tu cuerpo es justo como un bambú, y adentro, es hueco. Tu piel, tus huesos, tu sangre, todo es parte del bambú, y adentro hay espacio, vacio.
Cuando estés sentada con la boca completamente en silencio, inactiva, la lengua tocando el paladar y en silencio, no temblando con pensamientos, la mente observando pasivamente, sin esperar nada en particular, sientete como un bambú hueco, y de pronto, infinita energia comienza a fluir dentro de ti, estas llena con lo desconocido, con lo misterioso, con lo divino. Un bambú hueco se vuelve una flauta y lo divino comienza a tocarla. Una vez que estes vacia, no hay barrera para que lo divino entre en ti.
Trátala; esta es una de las meditaciones mas hermosas, la meditación de llegar a ser un bambú hueco. No necesitas hacer nada mas. Simplemente, conviértete en eso, todo lo demás sucede.
De pronto sientes que algo desciende en tu vacuidad. Eres como un útero y una nueva vida esta entrando en ti, una semilla ha caído. Y llega el momento en el que el bambú hueco desaparece completamente.


No pierdas la ocasión de practicar esta sencilla y potente meditación. Si no tienes quien te guié, grábala y escucha tu voz. Vale la pena sentir el Soplo de lo Divino recorriendo tu espacio.